Contacta con nosotros
  • Español
  • English
INTRANET
EMPLEO
ONLINE

“Las Universidades deberían formar en …” ¿Quieres saber en qué?

20151217_123108

En este artículo, una reflexión personal sobre las diferencias entre las competencias que piden las empresas y lo que se enseña en los Centros Universitarios, a raíz de lo que comentaron los expertos en el Foro de la Lanzadera de Empleo de Zaragoza al que asistí el 13 de septiembre de 2016 (videoresumen aquí).

Es un mensaje similar al que vengo oyendo en todas las Jornadas relacionadas con Empleo y Orientación.

En la Universidad deberían enseñar competencias, inteligencia emocional, idiomas, usar bien las TICs y las redes sociales, y sobre todo actitud

csonq_nxgaad432

Fotografía: @NETTFormacion

Algunas frases de los expertos que participaron en la mesa redonda:

“El talento es el alma que hace que alguien ponga sus conocimientos y aptitudes al servicio de la empresa de forma que se diferencie” (Tania Grande, AYANET).

“El valor de una persona = (conocimientos+habilidades) x actitud” (José Luis Latorre, DGA).

“En Piquer en las orientaciones individuales desarrollamos las competencias de cada uno para poder mostrar su talento.” “Nuestros futuros trabajadores han podido ser seguidores de nuestra empresa en RRSS que se han enamorado de nuestra marca” (Teresa Díaz, Grupo Piquer).

“En nuestra empresa damos oportunidad a quien tiene talento=ACTITUD de querer ganar APTITUD” (Juan Pardo, Implaser)

En resumen: en las empresas buscan mucho más que conocimientos (quedan obsoletos cada vez más rápido) y un título oficial.

Buscan sacar rendimiento al trabajador desde el minuto uno, no tener que estar diciéndole todo el rato lo que tiene que hacer, y esperan de él ideas, contactos … y compromiso.

No difiere de los abundantes artículos que inciden una y otra vez en la importancia de las competencias, que se pueden desarrollar en un ámbito formal (centros educativos) e informal (voluntariado, actividades de tiempo libre).

Este artículo nombra las 10 competencias más demandas por las empresas:

  1. Formación adecuada y contínua. Dicen que antes de los 38 años se cambiará, de media, unas 15 veces de puesto de trabajo, así que más vale tener capacidad de adaptación.
  2. Experiencia internacional (como convivir con personas de otras culturas)
  3. Trabajo en equipo
  4. Orientación al cliente y a resultados
  5. Experiencia previa
  6. Constancia y humildad
  7. Compromiso
  8. Liderazgo
  9. Valor añadido
  10. Polivalencia

Dicen que la mayoría (el 65%) de los miembros de la llamada Generación Z (los nacidos a partir de 1990) trabajarán en puestos de nueva creación. Habilidades como filtrar la información, la inteligencia social o la experiencia intercultural serán básicas.

Evidentemente elegir una carrera con salidas siempre suma puntos adicionales. Como Administración de Empresas e Informática, que siempre aparecen en el top de las carreras más demandas, por ejemplo en este ranking.

Y para eso, está claro que hace falta una formación diferente a la habitual.

¿Qué tal si no sólo preparamos para trabajar, sino para la vida?

En CESTE, gracias al sistema británico, utilizamos en las aulas innovación educativa como el design thinking, los modelos Canvas, el trabajo por proyectos, … Los grupos reducidos permiten conocer mucho más que el nombre de cada alumno: sus expectativas, sus características personales, fortalezas y debilidades … y poder desarrollar con ellos las cualidades que piden las empresas.

Por eso hay proyectos que abarcan las diferentes dimensiones de una empresa (legal, finanzas, administración, RRHH, …) en los que los alumnos encuentran -como en la vida real- los conocimientos necesarios para poder tomar decisiones y defenderlas delante de otros.

Hablar en público es una habilidad que se mejora practicando y recibiendo feedback.

Hablar en público

Las becas de hasta el 50% hacen más accesible esta formación, el contacto con empresas facilita la inserción tanto de prácticas como laboral, y las actividades con antiguos alumnos mantienen el vínculo más allá del período formativo.

En el caso de los Masters ¿Tienen un impacto real en la mejora de la empleabilidad?

Tal como dice este estudio, facilitan menos paro (o reincorporación más rápida), más ascensos, mejor salario y condiciones. 9 de cada 10 profesionales con formación superior está trabajando, el mejor dato desde 2010.

Si miramos al conjunto de personas con titulación superior (universitaria o Masters), su grado de ocupación es del 91% en Aragón.

En conclusión

Las competencias son las que diferencian el desempeño de un profesional en un puesto, pero los títulos superiores son los que permiten acceder a los procesos de selección.

Selecciona bien un centro de confianza que tenga en cuenta las competencias más buscadas.

 

 

 

 

 

Superior

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puede obtener más información sobre las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR