¿Qué producto financiero ofrecer a cada cliente? Descúbrelo en el Programa Superior de Banca Digital

Hablamos con Nuria Monje, especialista en marketing en Ibercaja Banco, quien nos cuenta todo lo que aprenderás en el Programa Superior en Banca Digital que impartimos en CESTE, una formación apasionante que habla del futuro del sector.

Todo cambia y nada es igual que hace 15 años: la forma de consumir productos o servicios financieros, las necesidades de los clientes, sus preferencias… Debemos tener en cuenta todo esto para ofrecer a cada persona aquello que necesita en el momento adecuado, como nos cuenta Nuria. “Un target de personas de 25 a 40 años que hace 20 años se iba a comprar una casa, hoy en día no tiene por qué. Antes las hipotecas funcionaban de una manera más penetrable en el mercado, pero hoy en día no todo el mundo se compra una casa en ese rango de edad. Los propios hábitos de la sociedad han cambiado y eso hace que ese producto financiero se consuma de forma distinta. Lo mismo se puede extrapolar a planes de pensiones, cuentas y otros productos financieros que antes los clientes consumían de una forma porque sus necesidades eran unas, y ahora son otras distintas. Antes el banco ofrecía todos los productos y servicios que tenía a su disposición y el cliente elegía. Hoy en día hay que crear productos específicos que se adaptan a las necesidades de la gente”.

Al hablar de este cambio de momento, hábitos y formas de consumir, es necesario saber qué podemos hacer a través del marketing digital para conseguir nuestro objetivo. “Quiero que los alumnos aprendan a conocer al cliente, identificar los momentos en los que necesita un producto financiero y cuál, y que conozcan las herramientas con las que se trabaja en marketing y publicidad digital para poder ofrecérselo en ese preciso momento. Para ello, hablaremos sobre el marketing y la publicidad aplicada al sector, la experiencia de cliente y las herramientas en sí: automatización de marketing, cómo se usa la inteligencia artificial en determinadas soluciones, cómo se sirve la publicidad de forma automatizada a través de programática, cómo se mide la inversión para entender cuál es el retorno y poder modificar las inversiones”.

En CESTE apostamos por un conjunto de conocimientos que son clave para especializarse en banca digital, tan necesario como poseer algunas aptitudes que, sin duda, te ayudarán: “Me parece imprescindible tener capacidad de organización y de priorización, porque al final eso hace que puedas absorber mucha carga de trabajo. Tener agilidad a la hora de trabajar, saber organizar, qué priorizar y qué no”.

Para finalizar, le pedimos a Nuria que nos ofrezca una instantánea de las cosas han cambiado en el sector de la banca en poco tiempo y cuáles lo van a hacer. “Han surgido nuevos modelos de negocio como las fintec o los neobancos que ofrecen productos y servicios financieros a los clientes sin necesidad de ser entidades financieras tradicionales. Por otro lado, la aplicación de la inteligencia artificial se puede integrar dentro de un proceso para ofrecer al cliente una solución que pueda contratar directamente por internet, por ejemplo, o que se le pueda atender las 24 horas del día los 7 días de la semana mediante un asistente virtual”.

Nuria Monje es docente en el Programa Superior en Banca Digital (PSBF) perteneciente al Master en Banca y Finanzas de CESTE.