Generic filters

Entrevistamos a Javier Rillo, Jefe de Análisis en Ibercaja Gestión y docente del Programa Superior de Valoración de Empresas de CESTE

¿Qué es necesario para abrirse camino en el mundo de la valoración de empresas? ¿Qué formación, actitud y características personales ayudan? Hablamos con Javier Rillo, Jefe de Análisis en Ibercaja Gestión, sobre todo ello.

Javier nos aclara que para iniciarse en el sector financiero es imprescindible la constancia, la ilusión por lo que uno hace…. Y no tener prisa. “Es importante no tener prisa por llegar a estar en el puesto al que se presupone que se quiere llegar a estar porque al final, conforme uno mejora su formación y su experiencia, las oportunidades van llegando”. Algo que debe verse apoyado por una formación continuada a lo largo de toda la trayectoria profesional, para estar siempre al día y poder tomar las mejores decisiones. “La formación nunca termina, todos los puestos para trabajar en el sistema financiero o de gestión de activos, tienen que tener como premisa que la formación es continua, que no se acaba sacándose un determinado título. Hay que interiorizarlo como parte del día a día, porque siempre va a haber alguien que sepa más que tú de un tema y hay que intentar llegar a esos máximos”.

¿Cómo se trabaja y qué tareas son clave para desarrollar un trabajo como el que realiza Javier? Nos las desvela a continuación. “Nos dedicamos a intentar entender qué está sucediendo en la economía y tratar de, a través de unos fundamentos muy básicos, comprender cómo esto incide en las empresas que pueden ser susceptibles de estar incorporadas en las carteras. Con esos fundamentos económicos, tratamos de mejorar el análisis de las empresas a nivel fundamental. Además, estudiamos las empresas y vemos las dinámicas de cada sector, quiénes son sus competidores, entendemos el negocio y en una fase última, estudiamos los números, para lo que hay que tener unas mínimas nociones de contabilidad para tomar decisiones”.

Cuanta más responsabilidad tengamos en nuestro puesto de trabajo, y más aún en el sector financiero, mejor tendremos que lidiar con la presión diaria, algo que Javier nos explica cómo gestionar. “La mejor forma de afrontar la presión en cualquier puesto de trabajo es tener el mayor conocimiento posible sobre lo que uno está haciendo. Intentar llegar a saber más que la persona que tienes en frente para poder tomar unas mejores decisiones. Bajo esta premisa las cosas pueden salir bien o mal, pero si llegas a ese estadio, normalmente las cosas salen más veces bien que mal y la presión no es tal, es simplemente el día a día”.

Nos interesa mucho saber cómo están incidiendo tecnologías en el sector como la Inteligencia Artificial o el Big Data y cuál es su papel, porque va a ser algo cada vez más presente. “Se está notando este impacto a la hora de realizar análisis es mucho más eficiente implementar este tipo de tecnología porque ahorra tiempo, sintetiza conceptos y es más eficiente el flujo de información que necesitas para tomar decisiones. Todo lo que sea introducir tecnología en un proceso de toma de decisiones, es positivo, y cada vez más”.

Javier Rillo colabora con CESTE en sus programas financieros. Tiene un peso importante en el Programa Superior de Valoración de Empresas (PSVE) /,incluido en el Máster en Banca y Finanzas de CESTE.